viernes, 7 de mayo de 2010

Las cosas reveladas

Este es el mensaje íntegro que compartí ayer con los hermanos de la Iglesia Evangélica Betania en Bailén y que también quería dejar por aquí para todo aquel que desee leerlo.

"En casa llevamos un tiempo viendo series de distintos géneros, pero suele haber algo común a casi todas y es el hecho de que se investiga algo, los personajes averiguan, analizan y encuentran lo que están buscando.

Me gustaría leer un versículo que da a entender que investigando y usando nuestras capacidades, sabremos mucho más de nuestro Dios. Este versículo lo he compartido con los jóvenes algún domingo por la mañana.

Es el versículo que leemos en Deuteronomio 29:29 y que dice:
Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.

Moisés, como escritor del Pentateuco, ha vivido directamente muchas cosas, no es que haya oído porque le han contado, sino que él mismo ha tenido experiencias impresionantes y realmente habla con conocimiento de causa. Él entiende y por ello transmite que hay ciertas cosas que están ocultas ante nosotros y que nunca las entenderemos porque son propiedad de nuestro Dios.

Esto por un lado. Por lo tanto será imposible saberlo todo porque Dios es inalcanzable y no entra dentro de nuestras capacidades humanas entenderlo o conocerlo completamente.
Esta es una realidad que primero aclara Moisés.

Pero no nos deja con el desaliento de que no vamos a entender nada. No ha escrito estas palabras para que algunos nos quedemos tan tranquilos teniendo un conocimiento muy limitado de Dios o incluso algunas veces inventado.

Moisés escribe que hay cosas reveladas, hay cosas que podemos entender si las buscamos y reflexionamos en la Biblia. No solamente que podemos saber más de nuestro Dios sino que haciendo esto podremos disfrutarlo porque lo conoceremos mejor. Es su Palabra y solamente a través del conocimiento de esta Palabra que cambiaran algunas cosas.

Entonces leemos que las cosas reveladas son para nosotros. Dios mismo se ha revelado de manera que podamos tener un conocimiento de Él mucho más amplio de lo que imaginamos.

En la Biblia leemos que Dios se revela de muchas maneras:
Él se ha revelado a través de la naturaleza. Romanos 1:20
Él se ha revelado a través de revelación directa como a Pablo. Hechos 22:17-21
Se revela a través de Cristo . Hebreos 1:1-2
Y la misma Palabra habla de que Dios reveló su Palabra. Se da la idea de soplo de Dios. 2 Ti 3:16
Él escogió a personas que consideró especiales para la tarea de escribir su Palabra. Esto lo hizo a través del Espíritu Santo como leemos en 2 Pedro 1:21, personas inspiradas por Dios que actuaron en el momento que Dios indicó.
A estas personas iluminó el Espíritu Santo para confeccionar su Palabra y que por la misericordia de Dios tengamos una traducción después de tantos años que hace que se escribió.
Pero porqué tenemos la Palabra de Dios después de tantos años?

Yo estoy seguro de que la respuesta tiene que ver con los versículos que tantas veces hemos leído en Hebreos 4:12 y 13,  “la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.”

Pero la Palabra de Dios es viva y el versículo principal dice que estas cosas son para nosotros, porque son para que las disfrutemos y a la vez seamos conscientes de qué y a quién creemos. Que lo tengamos claro.

Espero que ninguno de nosotros caiga en el error de pensar en que Dios es como uno de nosotros. Una cosa es que la persona de Jesús viviese como hombre en la Tierra y por lo tanto entienda muchas cosas por las que pasamos y otra es que lo veamos como un Dios que lo comprende y lo apruebe todo , un colega, al que no le importa que a veces solamente lo utilicemos cuando vienen problemas. Si vamos a la Biblia este Dios no existe.
Además si reflexionamos entenderemos que Dios no ha escrito un folleto para que sepamos un poco de Él, algo muy básico porque no podríamos entender mucho más, Él nos ha entregado su Palabra para que veamos que hay mucho más que conecta entre nosotros y el pueblo de Israel de lo que imaginamos.

Las cosas que son para nosotros también  tienen que ver con conocer los atributos que Dios tiene…. Cómo es Él?
Pero algunos dirán, ya sé cómo es Dios, Él es amor, y alguno puede responder , ya ,pero también es justicia, o tal vez pero Él es bueno, y otro puede decir, pero no lo acepta todo, mirad, Él puede estar en todos los sitios a la vez y esto debería hacernos reflexionar si estamos haciendo lo que le agrada.
Las palabras, para nuestros hijos,  tienen también mucha trascendencia. Las personas que máscerca tenemos, nuestros hijos, nuestros primos, nuestra familia tiene que conocer más de Dios.
Los que no creen en Dios no pueden conocerle sin que hablemos y actuemos como hijos de Dios. No pueden.
Muchos de nosotros estamos en la iglesia desde pequeños y el Señor nos puede decir como Pablo a Timoteo. Leamos en 2 Timoteo 3:15 “que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras. “

Cuando uno se ve muy joven, piensa que ya irá cambiando sobre la marcha, conforme vaya creciendo, que otros tienen más responsabilidad que yo etcétera. Pero el tiempo pasa muy rápido, el Señor tiene unas bendiciones preparadas, que no disfrutaremos sino le conocemos y actuamos como Él quiere.
A veces pienso que desde que me bautizaron hasta hoy, 13 años después, debería haberse notado mucho más que soy cristiano, no es que ser cristianos sea como estar en una academia y vas aprobando  cursos, pero creo, que sabiendo lo que sabemos deberíamos haber crecido más rápido y con mayor calidad de lo que lo hemos hecho.

En relación a los hijos también vamos a leer otro texto en Deuteronomio 11:18 y 19 donde vemos algo muy  práctico también para recordar pasajes bíblicos:

 “Por tanto, pondréis estas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma, y las ataréis como señal en vuestra mano, y serán por frontales entre vuestros ojos.  
 Y las enseñaréis a vuestros hijos, hablando de ellas cuando te sientes en tu casa, cuando andes por el camino, cuando te acuestes, y cuando te levantes, “.

La Palabra debería de ser más importante en nuestro entorno de lo que lo es internet o la televisión, y yo he visto esta necesidad porque me doy cuenta del tiempo que uso en cada cosa.

Yo no voy a juzgar los contenidos de la tele o internet, solamente digo que le pidamos  a Dios sabiduría para que usemos nuestro tiempo sabiamente, apartando para Él un tiempo para orar y conocerle a través de su Palabra.

Estoy seguro de que una familia que dedica tiempo a orar y estudiar la Palabra, crecerá más y mejor en madurez cristiana y sabrá responder ante más situaciones que el que está perdiendo el tiempo , como muchas veces yo mismo hago.

Pero reconocerlo no es la solución. Debemos actuar en consecuencia.

La Biblia no hace daño en las familias si la utilizamos correctamente.

Veréis que después de hablar de los hijos hay unas palabras que no podemos dejar pasar.
“Para siempre” son palabras que deben de darnos fuerzas.
Hay un versículo en Isaías que expresa mejor la idea.
“Isa 40:8  Sécase la hierba,  marchítase la flor;  mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.”

La Palabra de Dios nos bendice a nosotros lo mismo que a nuestros antepasados, no pasa de moda.

Si profundizamos en la vida de las personas que aparecen en la Biblia, nos daremos cuenta de que no somos tan diferentes a ellos como parece.Tenemos muchas cosas en común con estas personas. No creamos que por tener televisión, internet y todas las novedades de ahora el ser humano ha cambiado. 
La Palabra de Dios permanece para siempre.

Y es que todo esto del conocimiento de Dios tiene una finalidad. No podemos utilizarlo para nuestro propio orgullo. Dios no quiere eso.No sirve para eso sino para algo de lo que veremos ahora.

 Si leemos la parte final del versículo inicial vemos que el conocimiento y el disfrutar de una nueva condición nos servirá para cumplir todas las palabras de esta ley.  

También leemos en 2 Timoteo 3:15 que las Sagradas Escrituras nos darán sabiduría para algo muy importante. “ las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. “

Conocer más a Dios a través de su Palabra nos da sabiduría , entendimiento y la fe viene por el oír. Sabéis que leer también es otra manera de recibir, de escuchar la Palabra de Dios.

Como sabéis la Palabra es útil, nos activa para cumplir las palabras de la ley, nos enseña , nos corrige y nos instruye…..y todo esto para qué?

Leemos en 2 Timoteo 3:17. Entonces vemos claro que los creyentes que estudian la Palabra estarán preparados para saber actuar como Dios quiere.
Esto nos hará cambiar, y cambiará nuestro entorno más cercano.

Deberíamos reconocer que durante la semana, la oración,  la lectura y el estudio de la Biblia también deben estar presentes entre nosotros.

Las familias mejorarán su comunicación, tendremos otro enfoque frente a los problemas, entenderemos lo que Dios nos pide porque le conoceremos mejor y cuando volvamos a reunirnos los martes, jueves, sábados y domingos no volveremos a ser los mismos."

0 Pincha aquí para comentar:

Publicar un comentario en la entrada